Mini curso online de iniciación al quilling o filigrana - Tema 2: Formas básicas

jueves, 10 de noviembre de 2016




Seguimos avanzando en el mini curso de iniciación al quilling y lo hacemos con el tema 2 en el que trabajaremos las formas básicas de la técnica. Venga, que hoy ya vamos ha empezar a crear!

Antes de comenzar quiero pedir disculpas de antemano, ya que los vídeos que he realizado dejan mucho que desear, pero son los primeros que hago y espero que no me lo tengáis en cuenta. Probablemente grabaré más y, supongo que con la práctica iré mejorando, aunque sea poco a poco.

Ahora si, a la faena:

Formas básicas: son formas simples a partir de las que podremos crear motivos, objetos y diseños más complejos. Las distinguiremos en 2 tipos: cerradas y abiertas, y habrá múltiples variaciones de cada tipo.

Es importante practicar con estas formas básicas muchas veces para coger destreza y para conseguir que cuando hagamos varias piezas con la misma forma nos salgan lo más parecidas posible. De esta manera cuando realicemos un motivo más elaborado nos va a quedar más cuidado y uniforme.

En relación al nombre que les doy, podéis encontrarlas con nombres diferentes en función de la fuente que consultéis, pero no tiene más importancia.

1.1.- Formas cerradas:


Aquí vais ha encontrar las instrucciones para realizar las diferentes formas. En algunos casos también habrá un vídeo para poder visualizar el proceso.




Para empezar a enrollar la tira de papel, lo haremos siempre de la misma manera, colocando una punta de la tira de papel en la ranura de la aguja rizadora y enrollarla sobre si misma, excepto en algunos casos en que no utilizaremos la aguja rizadora, pero ya os iré comentando.

Círculo apretado: enrollamos la tira de papel con la aguja (podemos utilizar el dedo índice para conseguir que el círculo quede plano) y lo sacamos de esta con cuidado para que no se nos escape y tampoco nos quede la punta de la tira enganchada en la ranura. Finalmente pegamos el extremo de la tira al círculo con una gota de cola.



video


Círculo flojo: lo iniciamos igual que el círculo apretado, pero antes de pegar la punta de la tira, lo que tenemos que hacer es soltarlo, con suavidad, para que se desenrolle un poco. Cuando consideramos que esta del tamaño que nos interesa, pegamos la punta y ya tenemos el círculo flojo. Podemos utilizar una plantilla para conseguir que los círculos que hacemos sean del mismo tamaño.


video


Círculo apretado con agujero central: este no lo comenzamos con la aguja rizadora, sino que vamos a usar algún objeto circular para ello. Yo he utilizado un molde de pirámide circular, pero se puede hacer con un bolígrafo o lápiz, por ejemplo. Se trata simplemente de enrollar la tira de papel sobre el molde elegido, retirar el círculo i pegar el extremo.

Círculo flojo en el centro y apretado en el exterior: para esta forma vamos a necesitar 2 tiras de papel. Comenzamos realizando un círculo flojo con la primera y cuando lo tenemos, le pegamos la segunda tira, que vamos a enrollar entorno al círculo flojo. Finalmente pegamos el extremo para cerrarlo.

Para el resto de formas cerradas que realizaremos aquí, iniciaremos siempre con un círculo flojo.




Gota: pellizcamos un lado del círculo flojo con los dedos gordo e índice, marcando una punta.

Llama: realizamos una gota y la torcemos de la punta hacia un lado.

Óvalo/Ojo/Marquise: pellizcamos dos lados opuestos del círculo flojo, marcando dos puntas.

Óvalo/Ojo/Marquise torcido: hacemos un óvalo y torcemos una punta hacia un lado y la otra punta hacia el otro lado.




La gota 1 es la que hemos visto anteriormente.

Gota 2: es igual que la gota 1, pero en esta pellizcamos un tramo más pequeño del círculo y nos queda más corta y redondeada.

Media luna: pellizcamos por los dos lados, igual que en el óvalo, pero intentando que los puntos no sean totalmente opuestos, sino un poco más cercanos. Después torcemos las puntas hacia el interior.




Cuadrado: comenzamos igual que en el óvalo, pellizcando dos lados opuestos del círculo para marcar dos puntas, y luego apretamos estas dos puntas acercandolas una a la otra y marcamos dos puntas más pellizcando los lados. Intentamos hacer las cuatro puntas equidistantes.

Rombo: es igual que el cuadrado, pero dejamos dos puntas (opuestas) más cercanas y las otras dos más alejadas.

Estrella: realizamos un cuadrado y luego presionamos los cuatro lados, entre punta i punta, hacia el centro.

Rectángulo: realizamos un óvalo y pellizcamos de nuevo los dos lados opuestos. Es el mismo proceso que hemos utilizado para el cuadrado, pero intentando que nos queden dos lados más cortos y dos más largos.




Triangulo: realizamos una gota y luego pellizcamos dos puntas más, intentando que queden las tres equidistantes.

Punta de flecha: empezamos con un triangulo y presionamos uno de los lados hacia el interior.




Semicírculo: igual que la media luna, pero sin torcer las puntas.

Oreja de oso: esta se realiza igual que el semicírculo, pero las puntas están más cercanas y levantadas hacia arriba.

Campana: empezamos con una oreja de oso y después de levantar las puntas presionando el tramo corto entre punta y punta, abrimos un poco las puntas hacia fuera.




Cuando nos referimos a formas excéntricas, estamos hablando de esas formas que tienen el centro del círculo desplazado. Para conseguirlo vamos a usar el punzón, que colocamos dentro del hueco central para desplazarlo y, manteniéndolo desplazado con los dedos le ponemos un poco de cola y aguantamos unos segundos hasta que seque.



video



1.2.- Formas abiertas:


Tal y como habréis supuesto, se llaman abiertas porque no pegamos el extremo , como en las cerradas. A la forma enrollada sin cerrar la llamaremos rizo.




Rizo suelto: enrollamos gran parte de la tira de papel con la aguja rizadora, dejando el extremo final sin enrollar, lo retiramos de la aguja y lo soltamos de manera que se afloja un poco.

Rizo suelto en forma de corazón: empezamos plegando la tira de papel por la mitad, marcando la parte central, y procedemos realizando un rizo hacia dentro en cada punta.




Rizo en "V": igual que el corazón, pero con los rizos hacia fuera.

Rizo en "V" de fantasía: la diferencia con el rizo anterior es que ahora no marcamos el centro de la tira, sino que dejamos un lado más largo que el otro.




Rizo en "C": realizamos un rizo en cada punta de la tira, los dos hacia el mismo lado.

Rizo en "C" de fantasía: igual que el anterior pero con un rizo más grande que el otro.




Rizo en "S": igual que el rizo en "C" pero realizando un rizo hacia cada lado.

Rizo en "S" de fantasía: igual que el anterior pero con un rizo más grande que el otro.




Rizo en "V" invertida: en este caso plegamos y marcamos la tira y, a diferencia de la "V", hacemos los dos rizos hacia el mismo lado, el de delante más próximo a la marca central.

Rizo doble con ala: doble porque realizamos el rizo con los dos extremos al mismo tiempo. Cuando plegamos la tira no lo hacemos exactamente en el centro de esta, sino que dejamos unos milímetros de diferencia, de manera que cuando juntamos los extremos y hacemos el rizo doble se nos forma el ala.


Estas no son todas las formas básicas que se pueden realizar, pero si que se trata de una muestra bastante extensa que nos sirve para empezar a practicar.

En la próxima sesión vamos a crear flores combinando algunas de estas formas básicas.


Mini curso online de iniciación al quilling o filigrana. Entregas:


No hay comentarios:

Publicar un comentario